Eliminar estrías

Estrías: lo que necesitas saber

Aceite de almendras para las estrías

Quizás sea uno de los aceites más utilizados desde la antigüedad, sus propiedades los hace ser un producto indispensable para tratar ciertas dolencias de manera natural. La hidratación natural que proporciona los productos oleaginosos y las propiedades de las almendras, hacen de este producto un tratamiento sano y natural para tratar las estrías.

Tipos de almendras para el aceite

Existen dos tipos de almendras, las dulces y las amargas, de ambas se pueden extraer aceites, pero ¿qué diferencia hay?.

Aceite de almendras para las estrías

Las almendras amargas son venenosas y por lo tanto no debemos utilizarlas. Su alto contenido en amigdalina o la mal llamada vitamina B17, la hace altamente peligrosa para el organismo humano ya que en la ingesta puede llegar a liberar cianuro y por lo tanto ser mortal. Recordad el famoso olor a almendras que desprende el cianuro.

Las almendras dulce son las más populares, no sólo porque se pueden utilizar en la elaboración de exquisitos platos sino por sus propiedades para el cuidado del pelo y de la piel. Sus propiedades refrescantes, hidratantes, antiinflamatorias y calmantes, las hacen un producto muy utilizado en tratamientos de belleza y entre ellos para tratar las estrías.

Beneficios del aceite de almendras para las estrías

El aceite de almendras tiene una propiedades que le hacen ser imprescindible en cualquier tratamiento en la piel. Rico en vitaminas tan importantes como las vitaminas A, B y E, un refuerzo que proporcionará un alto nivel de hidratación en la piel.

Los aceites de almendras son ricos en ácidos grasos como el ácido oleico, ácido linoleico, ácido palmítico y esteárico, ácidos tanto monosaturados como polisaturados.

Uno de los beneficios más importantes es su poder de hidratación, el aceite de almendras crea una capa oleaginosa sobre la piel que impide la deshidratación de ésta.

Aceite de almendras para prevenir la aparición de estrías

Cuando aparecen las estrías, en su fase inicial, podemos notar al pasar el dedo como esa piel de color rojo está más elevada y con un tacto distinto. Gracias al aceite de almendras y a sus propiedades antiinflamatorias, conseguiremos reducir esa inflamación y calmar el picor que provoca las estrías.

Su capacidad para actuar como emoliente, capaz de ablandar la cicatriz y por lo tanto suavizar la piel rugosa que nos proporcionan las estrías. Con una piel más suave, garantizamos una mejor absorción del aceite.

El alto contenido en vitaminas A, B1, B2, B6, D y E, consigue activar la creación de colágeno, el cual generará nuevas fibras elásticas, reduciendo así la intensidad en el color de la estría y haciéndola casi imperceptible.

Temas a tener en cuenta:

Como hemos comentado antes, el peligro reside en la elección de las almendras. Las almendras dulces son las que se utilizan para la eliminación de las estrías. Éstas no tienen efectos nocivos para la salud.

El aceite de almendras puede, ocasionalmente, provocar algún tipo de reacción alérgica en la piel, estas reacciones se presentan en personas sensibles o alérgicas a los frutos secos.

Siempre que no utilices el aceite de almendras para las estrías, procura guardarlo en un lugar seco, fresco y oscuro, de otra forma perderá sus propiedades.

Cómo usar el aceite

Los aceites de almendras son muy útiles y beneficiosos para tratar las estrías, pero como todo producto natural, llevará su tiempo y en este sentido, la constancia es parte del tratamiento.

Como comentamos en el artículo Eliminar Estrías, acabar totalmente con ellas es muy difícil aunque no imposible, siendo más sencillo de eliminar o mejorar las estrías iniciales o rojas que las más maduras o blancas.

El aceite de almendras, es un tratamiento que tendremos que aplicar diariamente y durante un largo periodo de tiempo. Como un producto de uso tópico, el aceite de almendras deberás utilizarlo sobre la piel y para que el producto penetre hasta las capas más internas, lo ayudaremos con un masaje en la zona a tratar, en las estrías.

La forma de proceder es vertiendo una pequeña cantidad de aceite en las manos y frótalas, de esta manera calentaremos con nuestras manos el aceite. A continuación aplica la solución en la zona afectada. Si todavía no tienes estrías, actúa de la misma manera para prevenirlas, sabemos cuales son las zonas más sensibles a sufrirlas, empieza por esas zonas, muslos, vientre, pechos, cadera, brazos, pantorrillas y glúteos.

Una vez que lo has extendido por la zona afectada, masajea la zona con movimientos suaves y circulares, de esta manera conseguirás extender el aceite por la piel, hidratándola al momento.

Aceite a base de almendras

El tratamiento con aceite de almendras deberá realizarse dos veces al día, preferiblemente por la mañana después de la ducha y con la piel limpia y por la noche antes de ir a la cama.

Si las estrías son blancas y por lo tanto más difíciles de tratar, puedes tener resultados sorprendentes si utilizamos compresas de aceite de almendras templado. La forma más efectiva es en una gasa o paño de algodón, impregnarlo con aceite de almendras, después colocar una manta eléctrica encima, a una temperatura suave, aprovecha cuando estés acostada o tumbada e intenta pasar al menos, dos horas así. Cuando retires la gasa, notarás la diferencia.

Aceite de almendras: ¿cuál comprar?

El aceite de almendras, es un producto con una propiedades tan beneficiosas para la piel que muchas marcas cosméticas han sucumbido ante este producto natural, lanzando líneas antiestrías basados en este aceite.

Entre las más recomendadas encontramos:

  • Aceite Anti Estrías Bio Matarrania, 100ml por un precio aprox. de 19,80 euros.
  • Welda duplo aceite antiestrías para el embarazo, duplo de 100 ml por un precio aprox. de 30,95 euros
  • Aceite de Almendras Dulces 100% Puro. Primera Presión en Frio. 1000 ml, por un precio aprox. de 11,90 euros.